Agencia de colocación autorizada nº 0200000022

Recordar la contraseña


imagen sección

Tres estrategias que le darán un empleo

Hacer una presentación excelente delante de su reclutador puede ser la puerta de entrada perfecta para un nuevo empleo. No menos importante es, en un momento dado, utilizar las redes sociales más allá de inflar su ego o tener la clave para superar los fracasos. Aquí encontrará los detalles de cada uno de estos canales que se complementan y refuerzan en la búsqueda de un puesto trabajo.

'Elevator pitch' personal

Los seleccionadores dedican cada vez menos tiempo a ver el contenido de cada currículo y esto tiene que ver con las estrategias para destacar y hacerse visible en un mercado laboral que exige "ser diferente". Hoy la simple lectura de la vida laboral ya no permite al reclutador percibir qué tipo de profesional tiene delante. Cada vez más se tiene en cuenta el peso de la personalidad y de los valores del candidato para valorar el encaje en la cultura corporativa.

  • Los reclutadores apenas leen los tres primeros párrafos de su vida laboral. Además de esa escasa atención hacia lo que dice su CV, tampoco dedican demasiado tiempo a cada caso concreto. 
  • Debe buscar nuevas formas de impactar al seleccionador en un tiempo récord para pasar a la segunda fase del proceso de selección. 
  • Si el mercado laboral pide nuevas habilidades y capacidades profesionales a los candidatos y exige que éstos adopten además nuevas fórmulas de búsqueda de trabajo, es lógico que las ofertas de empleo no pueden seguir siendo como siempre. Aparecen nuevos reclamos que responden a una nueva manera de reclutar y que demuestran una capacidad para sintetizar y comprender los valores de la compañía y transmitirlos a quien los pueda entender.
  • Es indispensable que destaque las ventajas competitivas que le diferencian del resto de competidores.

Su huella digital lo cambia todo

¿De verdad llegará un día en el que nuestra vida en las redes sociales pese más que el currículo o la experiencia? Lo que hacemos y somos capaces de demostrar en Facebook, LinkedIn, Twitter e incluso Instagram o Snapchat resulta cada vez más determinante.

  • Antes de que nos pongamos frente a un entrevistador éste ya tiene una gran cantidad de información acerca de cómo actuamos y qué somos. Las empresas y reclutadores hacen uso de las redes sociales para comprobar lo que decimos y todo lo que vamos a contar en una entrevista de trabajo
  • Eva Collado, consultora estratégica de capital humano, recomienda "saber elegir a nuestros compañeros de viaje, aquellos que nos aportan, acompañan, ayudan y abren puertas, siempre que nosotros hagamos exactamente lo mismo por ellos. Si sus contactos actuales son capaces de hacerle llegar a los contactos que quiere obtener en su futuro es que lo está haciendo bien". Se trata de invertir en nosotros mismos sobre la base de crear valor para los demás.
  • Collado añade que el verdadero influyente "es el que resulta reconocido por su trabajo; que ha sabido utilizar inteligentemente el escaparate que suponen las redes y plataformas sociales para amplificar su área de actuación e influencia... Cuando el influyente genera su saber hacer o criterio sobre algo, es capaz de crear cierta tendencia de opinión e incluso de consumo".

Cómo superar los fracasos

Si ya es difícil reinventarse profesionalmente y tener claro lo que se debe hacer para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado laboral, ni qué decir tiene qué puede ocurrir si alguien pierde definitivamente el control de su currículo y pasa por numerosos procesos de selección y entrevistas en los que le rechazan sistemáticamente. Aunque no lo crea, es posible generar la motivación suficiente para que se vuelva a levantar y lograr que su 'discurso del ascensor' personal sea creíble y pueda convencer a los próximos reclutadores.

  • Aunque esté frustrado por los rechazos, debe seguir intentándolo. Enfréntese a la próxima entrevista, porque cualquier otra cosa le condenará al paro de larga duración.
  • Esa sucesión de rechazos que ahora le parece frustrante puede ser una oportunidad para reciclar su saber hacer, para actualizarse o analizar qué profesiones emergentes son las más demandadas.
  • Quizá ha llegado el momento de revisar sus acciones en la búsqueda de empleo. Tal vez no encaja en los puestos en los que se ha estado empeñando. Revise su comportamiento, cómo plantea su currículo o si se adecua al mercado laboral. Cambie aquello que no funciona. Si solicita un tipo de puesto de trabajo para el que siempre le rechazan, debería plantearse trabajar en otra actividad o en otro sector.

Puede consultar la noticia original AQUI

976279966
Calle Calle Pintor Marín Bagues, 2
50007 - Zaragoza
(Zaragoza)